Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To refine search by publication year…

PEP-Web Tip of the Day

Having problems finding an article? Writing the year of its publication in Search for Words or Phrases in Context will help narrow your search.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Rascovsky, A. (1944). The March of Medicine. (La marcha de la medicina.) The New York Academy of Medicine. Columbia University Press. 1 volumen de 217 páginas, 1943.. Rev. psicoanál., 1(3):458-460.

(1944). Revista de Psicoanálisis, 1(3):458-460

The March of Medicine. (La marcha de la medicina.) The New York Academy of Medicine. Columbia University Press. 1 volumen de 217 páginas, 1943.

Review by:
Arnaldo Rascovsky

El texto contiene seis conferencias dictadas en la Academia de Medicina de Nueva York en el año 1942. Tres de ellas se refieren a tópicos que nos interesan especialmente. En primer lugar la Época Freudiana dictada por el doctor A. A. Brill, segundo El cerebro y la mente, pronunciada por el doctor T. J. Putnam, y finalmente Genio, dotes y desarrollo, dictada por el doctor Arnold Gessell.

La conferencia del doctor Brill constituye un excelente resumen de la vinculación del autor con el psicoanálisis y de las influencias filosóficas que gravitaron sobre esta vinculación. Señala especialmente a Descartes y a Espinosa como precursores de la época freudiana, así como precursores influyentes en su orientación individual hacia el psicoanálisis. Considera que Espinosa puede ser llamado el padre de la nueva psicología comparando sus conceptos emitidos a principios del siglo xvn con los expuestos por Freud en los comienzos del siglo xx. Destaca también la influencia de los filósofos ingleses Hobbes y Locke y realiza algunas referencias sintéticas remontándose hasta Hipócrates, para entrar después a señalar cómo se inició en la psiquiatría, su contacto con Adolph Meyer, su viaje inicial de estudios a Europa y su ingreso a la Clínica de Bleuler, Señala que la primera referencia que tuvo de Freud se la debe a un teniente de artillería austríaco en un encuentro accidental en 1905 en la exposición de Lie ja. Después de haber pasado algunos días juntos, al despedirle le dijo que iba a alguna clínica parisiense y el teniente al punto le sugirió que mejor sería que fuese a Viena para estudiar con Freud. Brill preguntóle entonces: “¿Quién es Freud?”, a lo que respondió el teniente: “¡Oh! Debe ser alguien si no no tendría tantos enemigos.”

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.