Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To suggest new content…

PEP-Web Tip of the Day

Help us improve PEP Web. If you would like to suggest new content, click here and fill in the form with your ideas!

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

(1944). Kubie Lawrence S.: The basis of a classification of disorders from the psychosomatic standpoint. (Base para una clasificación nosográfica desde el punto de vista psicosomático.) “Bulletin of the New York Academy of Medicine”, 1944, vol. XX, pág. 46.. Rev. psicoanál., 2(2):387-388.

(1944). Revista de Psicoanálisis, 2(2):387-388

Kubie Lawrence S.: The basis of a classification of disorders from the psychosomatic standpoint. (Base para una clasificación nosográfica desde el punto de vista psicosomático.) “Bulletin of the New York Academy of Medicine”, 1944, vol. XX, pág. 46.

El autor formula principios generales destinados a poner orden en los conceptos confusos y en la no menos frondosa terminología que se emplea para describir las interrelaciones psicosomáticas. Ante todo, distingue dos tipos de relaciones: a) susceptibilidad: predisposición de “tipos” específicos (en sentido morfológico, fisiológico o psicológico) a enfermedades determinadas (cardiopatías, hipertensión, artritis, diabetes, traumatismos); estas relaciones han sido bosquejadas recientemente por Dunbar. b) Somatización: cualquier proceso por el cual funciones generadas en el plano de la experiencia psíquica, llegan a expresarse y a descargarse (parcial o totalmente) en trastornos somáticos (sensoriales, motores, secretores o mixtos). Aquí se refiere exclusivamente a estos últimos procesos.

Para que se inicie el proceso de somatización es preciso que la satisfacción de una tendencia (instintiva) tropiece con obstáculos internos o externos (ineludibles, ertos últimos) que den lugar a su frustración. Esta interacción instinto-mundo implica un mecanismo compuesto de varias reacciones parciales, cuya mutua disociación (concepto éste a que el autor da particular importancia) es el elemento básico de la somatización, que se desarrolla esencialmente, en cinco fases. Fase I: el obstáculo exterior da lugar a una reacción simple de fuga retirada o acción sobre aquél. Fase II: ante estímulos internos, o ante los externos que no puedan ser eliminados, la reacción anterior, puramente sensorio-motriz, se completa con otros dos elementos: mecanismos vegetativos destinados a mantener la homeostasia, y tensiones afecivas. Fase III (comienzo de la disociación): se suprime la actividad exterior, apareciendo únicamente la reacción vegetativa (rubor, sudoración, lagrimeo, temblores, disnea, palpitaciones, poliuria, etc.) con su estado afectivo concomitante.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.