Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To bookmark an article…

PEP-Web Tip of the Day

Want to save an article in your browser’s Bookmarks for quick access? Press Ctrl + D and a dialogue box will open asking how you want to save it.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Langer, M. (1946). Horney, Karen: Zur Genese des weiblichen Kastrationskomplexes. (Sobre la génesis del complejo de castración femenino.) “Int. Ztschrft. f. Psa.” Tomo 9, págs. 12-26, 1923.. Rev. psicoanál., 3(4):849-850.

(1946). Revista de Psicoanálisis, 3(4):849-850

Horney, Karen: Zur Genese des weiblichen Kastrationskomplexes. (Sobre la génesis del complejo de castración femenino.) “Int. Ztschrft. f. Psa.” Tomo 9, págs. 12-26, 1923.

Review by:
Marie Langer

Karen Horney se ha separado del psicoanálisis. Sus primeras divergencias empezaron justamente con el tema aquí tratado. Sin embargo, este trabajo es una contribución interesante al tema —tan discutido— de la importancia del complejo de castración y de envidia al pene en la mujer. Además —independientemente de que uno acepte o no, el punto de vista expuesto en este artículo— es impresionante comparar la profundidad de este análisis con la forma superficial característica de sus últimas publicaciones.

Primeramente discute por qué la envidia del pene en la mujer es tan difundida y evidente. Supone que esta envidia se expresa en la infancia casi siempre bajo el deseo de poder orinar como un hombre y que proviene de tres raíces distintas. La primera sería relacionada con el sadismo uretral. La forma dé orinar del varón parece, por la fuerza del chorro de orina, más apta para descargar tendencias y vivir fantasías sádicas. La segunda raíz provendría del deseo de admirarse al orinar y contemplar el propio genital, como lo puede hacer el varón. El tercer factor, tal vez el más importante, proviene de deseos masturbatorios reprimidos y los sentimientos de culpa correspondientes. Observando la forma de orinar del varón, la niña le envidia porque él puede, en esta oportunidad, tocarse impunemente el pene.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.