Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To sort articles by Rank…

PEP-Web Tip of the Day

You can specify Rank as the sort order when searching (it’s the default) which will put the articles which best matched your search on the top, and the complete results in descending relevance to your search. This feature is useful for finding the most important articles on a specific topic.

You can also change the sort order of results by selecting rank at the top of the search results pane after you perform a search. Note that rank order after a search only ranks up to 1000 maximum results that were returned; specifying rank in the search dialog ranks all possibilities before choosing the final 1000 (or less) to return.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Bahia, A.B. (1946). Alexander, Franz, y Healy, William: Las raíces del crimen. Psicoanálisis de los móviles de la conducta criminal. Biblioteca de Psicoanálisis. Traducido por el doctor Simón Wencelblat. Buenos Aires, 323 págs. 1946.. Rev. psicoanál., 4(2):365-368.

(1946). Revista de Psicoanálisis, 4(2):365-368

REVISTA DE LIBROS

Alexander, Franz, y Healy, William: Las raíces del crimen. Psicoanálisis de los móviles de la conducta criminal. Biblioteca de Psicoanálisis. Traducido por el doctor Simón Wencelblat. Buenos Aires, 323 págs. 1946.

Review by:
Alcyon Baer Bahia

La idea de vincular la conducta criminal con las alteraciones de la mente es tan vieja como el mundo. Desde la más remota antigüedad hasta el presente, el juicio de los hombres se acostumbró a ver en el crimen una tempestad de afectos, un violento desorden de los instintos, algo brutal y carente de lógica. Este juicio impresivo tomó forma y cristalizó en las ideas de Lombroso, para quien, como es sabido, la tendencia al crimen no sería más que una marca genotípica, un “estigma degenerativo” inmodificable como la misma enfermedad mental o los vicios del desarrollo. Proclamando así a los cuatro vientos que el delincuente era un “degenerado mental”, un degradado de la Especie, en todo y por todo diferente del hombre normal, la ciencia de Lombroso se hacía eco, inconscientemente, de las mismas ingenuidades inconsecuentes postuladas por el sentido común de la época.

La primera protesta contra este pueril concepto del criminal no partió de la Ciencia; partió de la literatura, de Dostoiewski, que supo mostrar con asombrosa profundidad, cómo el hombre aparentemente más normal, se puede transformar, por influencia de conflictos interiores o circunstancias ambientales, en el más primitivo de los criminales. Constituye realmente un irónico determinismo psicológico que la actitud literaria en el enfoque del criminal haya partido del cientista Lombroso, y que la actitud verdaderamente científica se haya originado en el literato Dostoiewski, a quien el correr del tiempo vino a darle finalmente la razón.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.