Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To see translations of Freud SE or GW…

PEP-Web Tip of the Day

When you hover your mouse over a paragraph of the Standard Edition (SE) long enough, the corresponding text from Gesammelte Werke slides from the bottom of the PEP-Web window, and vice versa.

If the slide up window bothers you, you can turn it off by checking the box “Turn off Translations” in the slide-up. But if you’ve turned it off, how do you turn it back on? The option to turn off the translations only is effective for the current session (it uses a stored cookie in your browser). So the easiest way to turn it back on again is to close your browser (all open windows), and reopen it.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Petit, G. (1948). EL AMOR EN LOS ANIMALES; LOS CETACEOS. Rev. psicoanál., 6(1):286-287.

(1948). Revista de Psicoanálisis, 6(1):286-287

EL AMOR EN LOS ANIMALES; LOS CETACEOS

G. Petit

La idea del “monstruo”, que era tan frecuente en los escritos de los naturalistas de la Edad Media, parece haber atravesado los siglos sin envejecer. Aun hoy se la aplica a troche y moche. Basta que una cosa exceda, por su corpulencia o por su forma, de lo familiar y corriente para merecer el nombre de monstruo. No es de extrañar que los cetáceos susciten aún en el público esta noción popular. Los gigantes del grupo, algunos ballenópteros, miden más de treinta metros de largo y pesan más de ciento veinte toneladas. Ya al nacer el animal excede de los siete metros.

Se empieza sólo a entrever la biología de estos mamíferos. El determinismo de sus migraciones se ha ido descubriendo poco a poco, a consecuencia de pacientes estudios: obedecen, en la generalidad de los casos, a la búsqueda durante el verano austral de una alimentación especial y abundante y a las funciones reproductoras, que, durante el invierno austral, les obligan a remontar hacia el norte, para encontrar aguas más calientes.

En las grandes especies, la estación de los amores dura varios meses; la gestación se prolonga desde nueve meses a un año. La lactancia de los ballenatos dura siete meses. Contrariamente a lo que sucede entre las focas-elefantes, por ejemplo, el acoplamiento no se produce hasta que se ha acabado el período de la lactancia. Ésta no es, sin embargo, la regla general, ya que en algunas especies el celo empieza un mes antes del parto.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.