Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To sort articles by author…

PEP-Web Tip of the Day

While performing a search, you can sort the articles by Author in the Search section. This will rearrange the results of your search alphabetically according to the author’s surname. This feature is useful to quickly locate the work of a specific author.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

KRAPF, E.E. (1951). EL JUDÍO DE SHAKESPEARE: UNA CONTRIBUCIÓN A LA PSICOLOGÍA DEL ANTISEMITISMO. Rev. psicoanál., 8(2):173-202.

(1951). Revista de Psicoanálisis, 8(2):173-202

EL JUDÍO DE SHAKESPEARE: UNA CONTRIBUCIÓN A LA PSICOLOGÍA DEL ANTISEMITISMO

E. EDUARDO KRAPF

La figura de Shylock y las ambivalencias de Shakespeare

La comedia de Shakespeare que nosotros conocemos bajo el título de El Mercader de Venecia, tuvo, al parecer, en un principio, otro nombre. La primera inscripción en el “Stationer's Register” de 1598 menciona, en efecto, el título alternativo (probablemente más antiguo) de El Judío de Venecia, y esta denominación expresa, sin duda mejor que la definitiva, el hecho indiscutible de que la figura saliente de la pieza no es Antonio, el mercader de Venecia, sino Shylock, el judío.

Recapitulemos, rápidamente, el contenido del Mercader. Antonio, comerciante aristocrático de Venecia, promete a su amigo Bassanio pedir dinero prestado para ayudarle en su propósito de presentarse como pretendiente ante la rica heredera Porcia de Belmont. Bassanio pide al judío Shylock que adelante 3.000 ducados a Antonio, y el judío, pese a su rencor contra el mercader que tantas veces lo vituperó, se muestra dispuesto a suministrar esta suma, si Antonio se compromete con su firma a que, en caso de no devolverla en la fecha convenida, le permitirá a Shylock cortar de su cuerpo una “libra exacta” de carne “de no importa qué parte”. Bassanio se dirige a Belmont y se presenta en el palacio de Porcia quien, por voluntad de su finado padre, deberá casarse con el pretendiente que eligiese, entre tres cofrecillos, el que contenga su retrato. En contraste con el Príncipe de Marruecos y el de Aragón, quienes habían elegido los cofrecillos de oro y de plata respectivamente, Bassanio opta por el de plomo, y obtiene, así la mano de la niña, la que se muestra muy contenta con el resultado del sorteo. Entretanto, un amigo de Bassanio, Lorenzo, se escapa con la hija de Shylock, Jessica, la que, para mayor desesperación de su padre, se lleva, al huir de su casa, el dinero y las joyas de éste. Al mismo tiempo se oyen los primeros rumores acerca de pérdidas catastróficas de Antonio; y poco después vemos que el mercader no puede pagar su deuda en la fecha convenida, y que Shylock exige su libra de carne.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.