Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To access to IJP Open with a PEP-Web subscription…

PEP-Web Tip of the Day

Having a PEP-Web subscription grants you access to IJP Open. This new feature allows you to access and review some articles of the International Journal of Psychoanalysis before their publication. The free subscription to IJP Open is required, and you can access it by clicking here.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Leuba, J. (1951). Las que tropiezan. Rev. psicoanál., 8(2):264.

(1951). Revista de Psicoanálisis, 8(2):264

Las que tropiezan

John Leuba

Este título me parece adecuado para designar un nuevo síndrome, de notable constancia, en el que nunca falta el síntoma de un tropiezo o de una súbita caída.

Hasta ahora, sólo he observado este síndrome en mujeres. No obstante, ciertoshombres presentan la misma estructura psicológica de las mujeres que tropiezan, aunque no muestren el síntoma principal.

Éste consiste en frecuentes tropiezos sin causa externa. Los tropiezos pueden conducir a una súbita caída sin que se presento ningún obstáculo en la trayectoria del caminante, pero coincidiendo con determinados pensamientos, inaceptables para el yo. Son pensamientos agresivos (como, por ejemplo, los dirigidos contra un familiar inconscientemente odiado) o pensamientos eróticos prohibidos.

La personalidad de estas pacientes se distingue por un Yo particularmente inconsistente, casi inexistente, a veces disimulado bajo una apariencia de fortaleza. Esta debilidad del yo las hace vulnerables a cualquier pensamiento que despierte angustia. Dan la impresión de ser esclavas de un superyo demente que ha alcanzado monstruosas proporciones a expensas del Yo, cuyo lugar ha ocupado. De hecho, también el superyo es desviado. Los tabús en que se basa toda la vida de estas pacientes, no surgen de prohibiciones morales internalizadas, sino de fobias elementales. La personalidad total está dominada por el miedo disimulado bajo falsas motivaciones: falsa moralidad, falsa religiosidad. La paciente vive aterrada por los impulsos del Ello.

Esto explica los tropiezos y las caídas. Siempre que un impulso reprimido o prohibido está próximo a emerger en la conciencia, la angustia provocada por él estrecha el campo consciente, borrando así el Yo, total o parcialmente.

Si este oscurecimiento es sólo parcial, el Yo puede recobrar su equilibrio y la oscuridad temporal se traduce por un tropezón. Si el Yo está dominado por la angustia, se obscurece completamente y la paciente cae. El Yo desfallece en la misma forma en que una mujer se desvanece en la calle ante la inminencia de un accidente que parece inevitable.

A mi juicio, este síndrome psicosomático hace necesaria una revisión del síndrome neurológico de la cataplexia.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.