Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To restrict search results by language…

PEP-Web Tip of the Day

The Search Tool allows you to restrict your search by Language. PEP Web contains articles written in English, French, Greek, German, Italian, Spanish, and Turkish.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Garma (1953). Klein, M.: A Contribution to the Theory of Anxiety and Guilt. (Una contribución a la teoría de la angustia y culpa). Int. J. Psychoanal., 1948, 29, 114-123.. Rev. psicoanál., 10(4):518.

(1953). Revista de Psicoanálisis, 10(4):518

REVISION PSICOANALITICA

Klein, M.: A Contribution to the Theory of Anxiety and Guilt. (Una contribución a la teoría de la angustia y culpa). Int. J. Psychoanal., 1948, 29, 114-123.

Review by:
Garma

No puede mantenerse la afirmación de Freud de que en el inconsciente no hay nada que pueda dar forma al concepto de muerte o destrucción de vida y que el temor a la muerte sea análogo al temor de castración. Parece más bien que la primera causa de angustia es la actuación interior del instinto de muerte, que provoca el temor a la destrucción (aniquilación).

La lucha entre vida y muerte por la cual pasa el niño en el momento del parto aumenta la angustia persecutoria que provoca esta experiencia penosa. Dicha experiencia hace que el primer objeto exterior aparezca como algo hostil. El pecho devorador de la madre, al que luego se añade el pene devorador del padre, se constituyen en los representantes del instinto de muerte. (Anteriormente tiene que existir el vientre apretador y estenosante —angustia— de la madre).

Estos pecho y pene internalizados forman los antecesores del superyo. O sea que, ya desde un principio, el temor a la muerte entra en el temor al superyo, y no sucede lo que Freud señaló, que el temor a la muerte es una transformación del temor al superyo. El pecho bueno internalizado y el pecho malo devorador forman el núcleo de superyo, en sus aspectos buenos y malos.

Hay que distinguir dos formas de angustia, una persecutoria y la otra depresiva. La persecutoria está relacionada predominantemente con la posibilidad de la destrucción del yo; es característica de la posición paranoide del niño durante los tres o cuatro primeros meses de vida. La angustia depresiva depende del daño que los impulsos destructivos del sujeto han hecho a los objetos internos y externos. Esta angustia depresiva y la culpa y reparación coinciden con la introyección del objeto como totalidad, aunque ya se puede demostrar en relación con el pecho bueno o sea un objeto parcial. La culpa está unida a la angustia depresiva, es decir, al daño hecho a los objetos queridos internos y externos por los deseos destructivos del yo.

Como procedimiento para enfrentar la angustia depresiva, el yo recurre a la defensa maníaca.

Garma

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.