Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To download the bibliographic list of all PEP-Web content…

PEP-Web Tip of the Day

Did you know that you can download a bibliography of all content available on PEP Web to import to Endnote, Refer, or other bibliography manager? Just click on the link found at the bottom of the webpage. You can import into any UTF-8 (Unicode) compatible software which can import data in “Refer” format. You can get a free trial of one such program, Endnote, by clicking here.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Abadi, M. (1955). Woolf, M.: On Castration Anxiety. (Sobre la angustia de castración). Internat. J. Psychoanal., 1955, 36, 95-104.. Rev. psicoanál., 12(4):538-539.

(1955). Revista de Psicoanálisis, 12(4):538-539

Woolf, M.: On Castration Anxiety. (Sobre la angustia de castración). Internat. J. Psychoanal., 1955, 36, 95-104.

Review by:
Mauricio Abadi

En el desarrollo libidinoso del niñro, la angustia de castración desempeñra un papel solamente secundario en importancia al complejo de Edipo, si bien en gran parte aun obscuro y vago. Casi todo nuestro conocimiento del complejo de castración masculino está contenido en las obras de Freud, para quien esta angustia, resulta de la fusión de las dos circunstancias siguientes, que contribuyen a su génesis. 1): La amenaza de castración como un castigo por la masturbación y la enuresis, y 2): el descubrimiento del genital femenino que confiere cierto viso de realidad a esta amenaza.

Sin embargo, señrala el autor que los puntos de vista de Freud sobre este problema no son del todo congruentes, porque por una parte, describe cómo el niñro se niega a aceptar la falta de un pene en la mujer, y muestra cómo solamente más tarde la amenaza de castración ulterior hace surgir el miedo a la real pérdida del pene y así se establece la angustia de castración. Mientras que en otra parte de su obra, Freud hace otro planteo casi opuesto al primero y dice que la amenaza de castración es negada o sea que solamente las ulteriores observaciones que hace el niñro de la falta de un pene en la mujer representan la confirmación de la posible castración. De ahí el efecto traumático del espectáculo del genital femenino y así se establecería la angustia de castración. Freud mismo no deja de ver lo incierto de esta exposición. Él descubrió, por ejemplo, que el complejo de castración se desarrolla también en los casos en los cuales no ha habido tal amenaza de castración y esto lo lleva por lo tanto a tener en cuenta otros eventuales factores que engendran esa angustia, entre otros, la herencia arcaica.

Ya ha sido señralado, en la literatura psicoanalítica, que los precursores del complejo de castración pueden ser vistos en la separación del niñro del pecho de la madre, en la etapa del destete, y más tarde, cuando se enfrenta con la separación de sus propias heces en el curso del aprendizaje del control de esfínteres.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.