Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
Tip: To save articles in ePub format for your eBook reader…

PEP-Web Tip of the Day

To save an article in ePub format, look for the ePub reader icon above all articles for logged in users, and click it to quickly save the article, which is automatically downloaded to your computer or device. (There may be times when due to font sizes and other original formatting, the page may overflow onto a second page.).

You can also easily save to PDF format, a journal like printed format.

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Campo, A. (1958). Rank, Beata: AGGRESSION (Agresión). “Psychoan. Study of the Child”, 1949, 3-4, 43. Rev. psicoanál., 15(1-2):187-188.

(1958). Revista de Psicoanálisis, 15(1-2):187-188

Rank, Beata: AGGRESSION (Agresión). “Psychoan. Study of the Child”, 1949, 3-4, 43

Review by:
Alberto Campo

Dice la autora: En conclusión, los ejemplos mencionados fueron presentados a fin de apoyar nuestra tesis de que no concebimos a la agresión como una fuerza de destrucción innata e inmodificable. Suponemos que la conducta agresiva significa adaptación a la realidad circundante, por lo tanto es parte de la organización del yo. Hemos intentado demostrar que precisamente es la estructura del yo la que define los modos en que uno expresa las reacciones hacia frustraciones internas o externas.

En base a un caso clínico es ilustrada la teoría de que donde el yo se halla poco desarrollado, “fragmentado” y por eso sin la capacidad de establecer una elara distinción entre el yo y el mundo externo, o de organizar las tendencias, la reacción a una frustración constante tiene que permanecer ligada al yo y sólo puede ser expresada por explosiones difusas de tensión análogas a la rabia. En contraste el segundo caso sirve como un ejemplo de la conducta directamente agresivo-destructiva hacia objetos o personas, establecida como respuesta a la continua frustración y angustia. Pero el yo del niño ya había alcanzado la etapa de distinción entre el yo y el mundo circundante, y de identificación con la madre agresiva, que era un paso más en el desarrollo.

Abreviando, nuestras observaciones clínicas indican cómo las vicisitudes de la agresión y de sus formas de expresión dependen de la relación entre las fuerzas frustrantes y frustradas.

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.