Customer Service | Help | FAQ | PEP-Easy | Report a Data Error | About
:
Login
PEP-Easy Tip: To save PEP-Easy to the home screen

PEP-Web Tip of the Day

To start PEP-Easy without first opening your browser–just as you would start a mobile app, you can save a shortcut to your home screen.

First, in Chrome or Safari, depending on your platform, open PEP-Easy from pepeasy.pep-web.org. You want to be on the default start screen, so you have a clean workspace.

Then, depending on your mobile device…follow the instructions below:

On IOS:

  1. Tap on the share icon Action navigation bar and tab bar icon
  2. In the bottom list, tap on ‘Add to home screen’
  3. In the “Add to Home” confirmation “bubble”, tap “Add”

On Android:

  1. Tap on the Chrome menu (Vertical Ellipses)
  2. Select “Add to Home Screen” from the menu

 

For the complete list of tips, see PEP-Web Tips on the PEP-Web support page.

Garma (1965). Miler, Stuart C.: The manifest dream and the appearance of colour in dreams. International Journal of Psychoanalysis, 1964, 45, pág. 512.. Rev. psicoanál., 22(1-2):129-130.
    

(1965). Revista de Psicoanálisis, 22(1-2):129-130

Miler, Stuart C.: The manifest dream and the appearance of colour in dreams. International Journal of Psychoanalysis, 1964, 45, pág. 512.

Review by:
Ángel Garma

El autor trata de demostrar que la presencia de colores en sueños es mucho más frecuente de lo que se cree habitualmente; “que lo que se sueña es mucho más de lo que se recuerda, que lo que se recuerda es mucho más de lo que se cuenta, y que lo que se cuenta es mucho más de lo que se concibe adecuadamente por el que escucha el relato”. Por lo tanto, que a consecuencia de todos estos procesos el color desaparece de los relatos que los psicoanalistas hacen de los sueños de sus psicoanalizados. Son “preconcepciones que el soñar es enteramente o casi enteramente visual, que la experiencia visual en el soñar es generalmente sin colores”. “Si no hay recuerdos de colores en el sueño es porque se lo considera como existente y sencillamente no se dirige la atención hacia él, ni se percibe su presencia”. Según el autor, es como si del hecho de que los individuos “que relatan sus sueños no mencionen que sus personajes oníricos tienen ojos se dedujese que en los sueños las personas suelen carecer habitualmente de este órgano.

El autor busca confirmación de su tesis indagando los soñantes, con lo cual penetra en el contenido asociativo detrás del contenido onírico manifiesto, encontrando en él colores, como es lógico esperar. En este sentido hablaría también la afirmación de Freud de que los dibujos de sueños constituyen algo intermedio entre el sueño manifiesto y los pensamientos latentes. Preguntar a un individuo sobre su sueño en cierto modo corresponde a hacérselo dibujar.

Al

[This is a summary or excerpt from the full text of the book or article. The full text of the document is available to subscribers.]

Copyright © 2019, Psychoanalytic Electronic Publishing, ISSN 2472-6982 Customer Service | Help | FAQ | Download PEP Bibliography | Report a Data Error | About

WARNING! This text is printed for personal use. It is copyright to the journal in which it originally appeared. It is illegal to redistribute it in any form.